Convierte tu terraza acristalada en la envidia del vecindario

27 agosto, 2019

¿Quieres convertir tu terraza acristalada en la envidia del vecindario?. Si tienes una terraza olvidada, a la que no terminas de sacarle todo el partido y que funciona como trastero improvisado la mayoría de las veces, es hora cambiar y darle el lugar que se merece. Hoy te contamos cómo transformarla en un oasis verde, en un vergel, un espacio inspirador lleno de posibilidades del que no querrás salir ni tú ni el resto de los miembros de tu familia.

Lo primero que tienes que hacer ya lo has hecho: Decidirte a transformar tu terraza en un lugar útil de la casa. No creas que esas terrazas maravillosas que ves desde la calle, o esas que aparecen como reclamos de las revistas de decoración siempre estuvieron así. Hubo un antes y un después y todo empezó por tener en cuenta estas sencillas ideas que te contamos a continuación.

CTA por qué Lumon

3 ideas para decorar una terraza cerrada

No hay nada como poder disfrutar en casa de una terraza acondicionada para el disfrute de todos los miembros de la familia. Son espacios que se viven con intensidad y aportan grandes dosis de placer durante todos los días del año. Si transformas tu terraza en un oasis verde pasarás horas y horas en ella no solo en estado contemplativo, sino que cada vez más sentirás la necesidad de embellecerla con plantas y otros elementos decorativos, y finalmente, estos cuidados se convertirán en una auténtica terapia para ti. Lo que le das a tu terraza, tu terraza te lo devolverá con creces.

terraza-decorada-plantas-1

Incluso, podrás plantar un huerto, porque la hortoterapia tiene mucho que ver con esta actitud de convertir tu terraza en un espacio verde sanador para ti y los tuyos. Es una oportunidad para aprender, para reconectar con la naturaleza y para disfrutar de un aprendizaje tan único como milenario a través del cultivo, en la terraza de tu casa, de algunos de los productos que consumes. Pero vayamos por partes. Estos son los tres primeros pasos para empezar a disfrutar de tu terraza en modo “oasis verde” lo antes posible.

Acristalar tu terraza

Tal vez no lo tengas del todo claro, pero la gran mayoría de clientes de Lumon coinciden en que acristalar su terraza fue el verdadero punto de inflexión para descubrir que tenían en casa un espacio con posibilidades infinitas, un rincón nuevo en el hogar, un lugar para hacer y deshacer a su antojo y donde todo estaba por hacer. Un espacio donde disfrutar del aire libre, pero con la posibilidad de escapar del ruido del tráfico, de la constante suciedad de la calle, del molesto viento y de todo tipo de inclemencias meteorológicas, con un simple gesto: corriendo las cortinas de cristal de su sistema Lumon. Porque tener una terraza no significa necesariamente poder disfrutar de ella, por eso acristalarla supone un cambio verdaderamente importante que está al alcance de tu mano.

comedor-terraza

Diseñar una zona verde en la terraza

Todo el mundo coincide en señalar que una terraza, por pequeña que esta sea, si cuenta con una zona verde, es capaz de generar bienestar y paz a las personas que disfrutan de ella. Si sueñas con tener ese rincón verde vital en tu terraza empieza por diseñar el espacio conforme a tus necesidades. Es decir, primero define bien las diferentes zonas que vas a necesitar: dónde estará la zona para relajarte, dónde la zona para comer, desayunar, cenar…, cuál será, por ejemplo, la zona dedicada a nuestro huerto urbano. Sin olvidar, por supuesto, de dejar un espacio cómodo para poder moverte y funcionar con libertad.

terraza-decorada-plantasUna vez que definas estos usos y dónde estarán ubicados comenzaremos a darles forma. El mobiliario de terraza entra en juego: Un sofá, una tumbona, una hamaca, una mesa y unas sillas. Juega con el espacio y sácale el máximo partido posible. Después, combina diferentes tipos de plantas y flores teniendo en cuenta la cantidad de sol que necesitan para poder distribuirlas adecuadamente. Hay plantas muy resistentes para climas muy soleados y otras que no requieren luz directa y prefieren los espacios sombreados. Podrás jugar con sus formas, colores y tamaños.

Los maceteros colgantes ahorran espacio y si los cuelgas del techo podrás generar una sensación más natural. Los jardines verticales también son una opción interesante y no ocupan mucho espacio. Puedes colocar una estantería donde distribuir diferentes plantas, y a distintos niveles, y si los muebles que las soportan están pintados en blanco, resaltarás aún más el verdor intenso de las plantas.

Si te has decidido a disfrutar del placer de cultivar tu propio huerto urbano hay numerosas hortalizas y frutos que podrás plantar en macetas o en jardineras: desde hierbas aromáticas para añadir a tus platos hasta tomates, lechugas y demás ingredientes para conseguir las mejores ensaladas del verano. Por cierto, no te olvides de darle un aroma fresco y envolvente a tu terraza. Lavanda, tomillo o albahaca aportarán ese perfume que relajará nada más poner un pie en ella.

Aprovechar el espacio de tu terraza

Para aprovechar el espacio de tu terraza y seguir siendo fiel al uso que quieras darle, existen algunos trucos incluso para terrazas con dimensiones muy reducidas. Uno de ellos es colocar en forma de L un banco de madera que cubra una de las esquinas. Junto a este, una mesa de centro sencilla y pequeña para que puedas desayunar, almorzar y cenar en tu terraza acristalada. Es más, si los usos que vas a dar a tu pequeña terraza van a ir cambiando a lo largo del día, puedes tener sillas y mesas plegables (con sus cojines coquetos para darles un poco más de confort) y retirarlas una vez que te hayan servido.

Si tienes un poquito más de espacio en la terraza, hacerte con una mesa de madera no muy pesada, unas sillas y un mueble rústico que te sirva para guardar menaje, te será muy útil: manteles, vasos, platos, cubiertos, farolillos, velas… podrán ser guardados allí mismo, sin necesidad de estar yendo y viniendo todo el tiempo a la cocina.

almuerzo-terraza

Las paredes de la terraza serán otro espacio a tener en cuenta, tanto para colgar estantes en los que ordenar elementos del menaje, como para ubicar tu propio jardín vertical. Las plantas trepadoras y colgantes como los helechos o las buganvillas y las que además le dan un toque perfumado al espacio, como el jazmín o la dama de noche consiguen que incluso en espacios reducidos te sientas cómodo y relajado.

New call-to-action

Artículos de interés
Suscríbete a nuestro blog: