Cómo limpiar una terraza acristalada

25 septiembre, 2019

Cuando vemos una terraza acristalada Lumon, el flechazo es instantáneo: empiezas a imaginar el juego que puede dar a tu vivienda tener instaladas unas cortinas de cristal; intuyes la luz entrando a raudales en la terraza durante los meses más fríos; recreas la confortabilidad de las tardes de té y lectura, los desayunos sin prisa, las cenas de verano en familia… Pero, acto seguido, una cuestión suele hacer que regreses a la realidad, ¿cómo limpiar una terraza acristalada?

como-limpiar-terraza

Y es que somos así, casi como un chispazo, nuestra mente salta de una idea a otra y te imaginas limpiando esas mismas cristaleras, tratando de quitar las manchas de la lluvia mientras haces acrobacias para dejarlas impecables, un día sí y otro también. Casi ves el polvo, la suciedad incrustada, la incomodidad de tener un espacio que exige una limpieza dificultosa. Te imaginas descolgando pesados cristales para después volverlos a colgar, piensas que no todo es tan fácil como parece. Aquella clásica frase de nuestras madres: “Sí, pero esto ¿quién lo limpia?” resuena en nuestros oídos.

Pues nada más lejos de la realidad. Olvídate de estas imágenes y de estas frases anticuadas que ya pertenecen al pasado. Lumon, que lleva más de 40 años creando vida en todo tipo de terrazas y porches, a través de un producto tan innovador y fácil de usar, ha pensado, como no podía ser de otra forma, en la limpieza de su sistema. Y no, no se trata de un tema menor, es algo que preocupa de verdad a quienes buscan una nueva forma de disfrutar de los espacios abiertos del hogar. Te sorprenderá comprobar lo fácil que es mantener limpias las cortinas de cristal Lumon. Precisamente, en este post, te explicamos cómo se limpian los cerramientos de cristal y cómo mantenerlos a punto para que funcionen perfectamente.

Las cortinas de cristal Lumon son fáciles de limpiar

¿Quién te iba a decir que unas hojas de cristal de este tamaño serían tan fáciles de limpiar y que apenas te darían trabajo? Los cristales Lumon se limpian desde el interior, tanto por su cara externa como interna. De esta manera, no te verás limpiando los cristales mientras haces contorsionismo, corres riesgos o descuelgas pesadas hojas de cristal. Nada de esto tiene que ver con Lumon. No sólo hablamos de comodidad sino, sobre todo, de seguridad. Te contamos todos los detalles para limpiarlos a continuación.

Cómo limpiar los cerramientos de cristal

Para limpiar los cerramientos de cristal Lumon de la manera más cómoda y sencilla lo primero que tendrás que hacer es abrir todas las hojas y limpiar la cara exterior de la hoja de encima. Después deslizarás las hojas una por una en el perfil para limpiar las caras interiores. Para las piezas de aluminio lo mejor es usar un trapo húmedo y productos domésticos habituales.

Pero si además quieres que tus cristales queden impecables trata de usar papel secante para pasarlo por las cristaleras después del paño húmedo de algodón, un trapo que no suelte pelusa. Este papel secante, que puede ser el clásico papel de periódico, secará a la perfección los cristales y los dejará muy brillantes.

Consejos para limpiar los cristales exteriores y dejarlos impecables

Si no tienes limpiacristales en casa, no te preocupes. Seguro que tienes vinagre. La capacidad limpiadora de este líquido es fascinante, sobre todo, en el caso de los vidrios. Para limpiar los cristales exteriores y dejarlos impecables puedes mezclar un vaso de agua, otro de alcohol y echar una cucharada de vinagre blanco. Si echas la mezcla en un pulverizador y lo agitas bien ya está listo para aplicarlo a cualquier superficie.

Limpia siempre los cristales de arriba a abajo y dando giros en el sentido de las agujas del reloj, o al revés, pero siempre en el mismo sentido para que no queden rastros.

New call-to-action

Si algunas de las gotas resecas de lluvia se te resisten en los cristales exteriores (a veces el agua lleva un nivel elevado de minerales que son los responsables de dejar manchas blancas o marrones en muchas superficies)  mezcla en un pulverizador agua con vinagre blanco y limón a partes iguales. El ácido de estos dos productos hará que los depósitos del agua dura desaparezcan de los cristales.

Otra forma para quitar las manchas de agua dura es usar bicarbonato de sodio y agua caliente. Agrega unas dos cucharadas de bicarbonato en un vaso de agua caliente, mezcla y aplica la pasta sobre el vidrio con la ayuda de una esponja y realizando movimientos circulares. Deja reposar durante 10 minutos aproximadamente y seca con un paño suave y limpio. Las manchas no se resistirán.

Mantenimiento de tus cortinas de cristal

El mejor mantenimiento de las cortinas de cristal, aparte de una limpieza correcta, es mantener las guías lubricadas. Es suficiente hacerlo dos o tres veces al año con un spray de silicona que los mismos distribuidores oficiales de Lumon tienen disponible para los clientes.

mantenimiento-lumon

Además, el servicio de mantenimiento de Lumon ofrece la opción de un mantenimiento básico o uno completo una vez que las cortinas de cristal están instaladas. En caso de que haya cualquier incidencia, se realizan las comprobaciones oportunas por parte del equipo técnico: desde repasar las piezas superiores e inferiores, hasta mirar las piezas plásticas entre cristales y, por supuesto, sustituir lo necesario. En este caso, dado que Lumon es una empresa que está en constante desarrollo y mejora de sistemas, ofrece la garantía de que siempre existan piezas de recambio de la primera generación de cortinas de cristal Lumon hasta la última.

PÍDENOS PRESUPUESTO AQUÍ

 

Artículos de interés
Suscríbete a nuestro blog: