5 ejemplos de terrazas pequeñas bien organizadas

9 enero, 2020

Cualquier espacio, por pequeño que sea, se puede aprovechar al máximo si lo diseñamos pensando bien en todos los detalles. En estos 5 ejemplos de terrazas pequeñas bien organizadas hemos tratado de incluir varias ideas para que le saques todo el partido a tu terraza y elijas, de cada una de ellas, aquellas ideas que más te puedan interesar.

Solo tendrás que ponerte el chip de jugador de Tetris. ¿Recuerdas? Aquello de encajar piezas no se te daba tan mal. Pero antes de darle al Play, prioriza aquellos muebles de terraza y aquellos accesorios para terraza que vayas a utilizar más en tu terraza pequeña por encima de otros. A todos nos encantaría tener una zona de relax, otra zona para comer y una más para jugar con tu hijo o con tu mascota… pero sé realista, no te va a caber todo. Aunque, sin duda, se pueden conseguir espacios realmente elegantes y funcionales sin necesidad de derrochar metros.

Por el simple hecho de tener una terraza, por muy pequeña que sea, ya te puedes considerar una persona privilegiada. Aunque eso seguro que ya lo sabes. Pero para que te sientas a gusto debe tener estilo, ser confortable y, si es posible, cerrarla con un sistema que te permita abrirla fácilmente cuando desees. En este post te enseñaremos varios ejemplos de terrazas pequeñas bien organizadas.

New call-to-action

5 terrazas pequeñas muy inspiradoras

La realidad es que hoy en día vivimos en pisos y apartamentos pequeños, con los metros suficientes para vivir. Estar lo más cómodo posible es tu responsabilidad. Estas 5 terrazas pequeñas inspiradoras te demostrarán que los espacios reducidos pueden convertir este handicap en una oportunidad. Pero para ello has de aprovechar los metros de los que dispones al máximo. ¿Cómo se consigue? Con ingenio. Ese es el reto, ¿quieres conocer algunas soluciones para terrazas pequeñas? Allá vamos.

Un rincón perfecto en la terraza

Imagina que tienes una terraza tan pequeña que casi puede reducirse a un rinconcito, eso sí con mucha luz (la mirada siempre en positivo). A este tipo de espacios puedes darle un toque de diseño que levante todo el ambiente. Necesitarás solo tres elementos. Ya tenemos la luz natural como aliada y esto dará calidez y amplitud al conjunto.

muebles-terraza-1

Fuente: Freepik.com

Ahora vamos a buscar tres elementos (no te caben más) que le den a este rincón una razón de ser y un toque súper contemporáneo. Los que no fallan son: una lámpara-escultura, un cuadro y una mecedora, los tres con un toque de diseño que le den personalidad a este rincón-terraza.

La lámpara puede ser de techo o de pie. La segunda opción es mucho mejor si vas a dedicar horas a la lectura en la terraza. La butaca te aportará esa comodidad que buscas en una zona de estar. No hablamos de mecedoras de abuela, sino de sillas mecedoras de diseño que son cómodas y estéticas. Finalmente, un cuadro en los mismos tonos que el resto de los elementos, y que podrás apoyar en el suelo. Por cierto, si quieres incluir una alfombra, puedes elegir alguna que sea de fibra natural, que se llevan mucho.

La terraza que es un comedor de invierno

Si a ti lo que te gusta es poder comer y desayunar en la terraza durante todo el año, tendrás que convertir la terraza, por pequeña que sea, en el comedor de invierno. En este espacio podrás tomar un poco de distancia de la cotidianidad y disfrutar de aquellas comidas más especiales en un entorno minimalista: un desayuno sin prisa, una cena con amigos, un almuerzo con la familia, un piscolabis antes de salir a cenar… ¿Para qué más?

En estos casos es imprescindible que la terraza esté cerrada. Las cortinas de cristal Lumon te evitarán ruidos, te protegerán del frío, de la suciedad… Este sistema de cerramiento de terraza es la mejor inversión que puedes hacer en un espacio reducido como este para elevar su funcionalidad a la máxima potencia. No creas que con él condenarás la terraza a un espacio de interior sino que podrás abrir estas cortinas de cristal con facilidad cuando quieras, para airear, y así elevarás la terraza a un espacio de primera división.

comedor-terraza

Ubica en tu terraza una buena mesa de madera con un par de sillas y algunas plantas que den el toque verde sobre la mesa. Hay opciones en el mercado de mesas y sillas plegables o las famosas balkon bar, que son barras de madera que se fijan a la barandilla, si es que no tienes prácticamente espacio. El suelo de madera en combinación con los muebles (también de madera) le darán un toque más natural. Combinados con textiles blancos y una alfombra con diseños en tonos neutros, algunas velas y un par de plantas, conseguirás el espacio perfecto. También hay quien, por cuestiones de espacio, ubica un banco de madera con cestas por debajo, para guardar cosas, y algunos cojines, y una pequeña mesita auxiliar.

Una terraza llena de plantas

Si eres de los que la terraza es sinónimo de plantas, convertirla en un oasis de verdor en la jungla urbana es la meta. Envuélvete en ellas, combinando plantas trepadoras en las paredes con otras en macetas colgantes que darán sensación selvática. Los helechos, las cintas, los ficus, la lavanda y otras plantas de exterior quedan muy bien y son muy resistentes.

Un sillón de hierro forjado y una pequeña mesa pueden completar el conjunto. Este es el espacio perfecto para salir a tomar un té, a que te dé un poco de aire o a liberarte del estrés cuidando cada día un poco de tus plantas. Si te queda espacio en la terraza, un mueble donde poder guardar todas las herramientas que necesites para la jardinería será de los más efectivo.

terraza-plantas

Fuente: unsplash.com

La terraza zen de múltiples usos

No hay que devanarse los sesos. Si quieres ganar más espacio para tu hogar y generar ese ambiente relajante en el que sentarte a leer, a hacer yoga, a escuchar música, a meditar. La terraza zen con múltiples usos será tu inspiración.

Lo primero es conectarla con el salón de tu hogar y convertirla en un espacio súper confortable, donde la luminosidad y las vistas sean el aliciente y donde puedas serenarte sin que el ruido de la ciudad te invada. Para ello un cerramiento como el de las cortinas de cristal Lumon es imprescindible y, además, te permitirá tener la puerta del salón que da a la terraza siempre abierta, sin temor a que entre suciedad y polvo.

Y una vez que tengas la terraza protegida del viento, la lluvia, los ruidos… elige una alfombra que le aporte calidez, y donde puedas sentarte si te apetece o tumbarte con tu esterilla para hacer relajaciones. Si la alfombra es en tonos neutros mejor. Si te cabe un pequeño sofá en uno de los laterales, con una mini mesita auxiliar y un reposapiés, el espacio irá tomando cuerpo de santuario para desestresarte del día a día. La madera y los tonos tierra y ocres aportan serenidad. Añade algunas plantas de hoja verde por el suelo y en diferentes alturas y la energía fluirá sin mayor problema.

Una terraza como espacio de juegos

Si tienes niños o mascotas la prioridad son ellos y disponer en casa de un espacio para compartir juegos es un verdadero lujo, sobre todo esos días que hay lluvia y hace mucho viento. En estos casos también es fundamental la seguridad que aporta a una terraza un cerramiento. Las cortinas de cristal Lumon ofrecen tranquilidad porque cuentan con cierres de seguridad.

New call-to-action

El suelo de la terraza será el segundo elemento en importancia después de la seguridad. Ha de ser mullido. Hay quien opta incluso por poner césped artificial en la terraza, aunque con una alfombra gustosa y hecha en un material que no resulte tóxico para ellos, será casi todo lo que necesites.

También puedes incorporar algún pequeño mueble para guardar sus juguetes, un arenero o todo lo que se te ocurra para construir un espacio divertido. Eso sí, deberás tener cuidado con utilizar objetos decorativos que puedan herirlos o cortarles al caerse y no elegir plantas para la terraza que puedas resultarles tóxicas.

Artículos de interés
Suscríbete a nuestro blog: